Los hábitos son pequeñas decisiones que eliges y acciones que haces a diario.

Según investigaciones en la Universidad de Duke, los hábitos representan aproximadamente el 40% de nuestros comportamientos hechos durante cualquier día.

Tu vida al día de hoy, es esencialmente la suma de tus hábitos.

Si estás o no en forma, es un resultado de tus hábitos. Cuán feliz o infeliz eres, es un resultado de tus hábitos. Si eres o no exitoso, es resultado de tus hábitos.

Lo que hagas repetidamente (es decir, en lo que inviertes tiempo pensando y haciendo cada día) forma la persona que eres, las cosas que crees y la personalidad que reflejas.

En InDots, podemos ayudarte a desarrollar mejores hábitos, ¡echa un vistazo!

  1. Haz tiempo para tener nuevos hábitos (incluso cuando tu vida se torne complicada).
  2. Supera la falta de motivación y levanta tu fuerza de voluntad.
  3. Cuando salgas del camino hacia tus metas, vuelve a activar tus objetivos.
  4. Diseña tu entorno de tal manera que el éxito sea lo más fácil posible.
  5. Usa pequeños hábitos para crear confianza y desarrollar una nueva identidad para ti mismo.
  6. Empieza un nuevo hábito incluso cuando no te sientas listo para hacerlo.
  7. Usa pequeños hábitos para hacer grandes cambios sin abrumarte.

Es difícil mantener buenos hábitos, a veces podemos tener las mejores intenciones para ser mejores, y aún así vemos tan poco progreso.

Todos tenemos metas. Y eso es algo bueno porque un objetivo siempre le sentido de dirección y propósito a tu vida. Sin embargo, hay una manera en la que tus sueños y esperanzas sabotean el que te conviertas en mejor persona: tus deseos pueden morder más de lo que pueden masticar, es decir, exigirte más de lo que puedas soportar.

A veces dejamos que nuestras motivaciones y deseos nos conduzcan a un frenesí, donde al mismo tiempo tratamos de resolver todos nuestros problemas a la vez, en lugar de iniciar una pequeña y nueva rutina

Los hábitos son una guía maravillosa para mantenernos estables y satisfechos con nuestro día a día, pero debemos encontrar una motivación y rutina palpable que nos guíe a lograrlos.

Recuerda que los hábitos cotidianos son lo que hacen realidad nuestros más grandes sueños.

Referencia: www.jamesclear.com